Crédito fotografía: 
Cedida
El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, indicó que pedirá que Coquimbo Unido no vuelva a jugar en La Portada, tras una serie de incidentes en el último clásico regional.

El alcalde de La Serena dice que la única manera de aceptar que Coquimbo Unido juegue en el estadio de la capital regional es que existan medidas de seguridad efectivas. De no ocurrir, afirma que vetar a los piratas es la única alternativa para evitar desmanes.

El pasado sábado 26 de febrero se vivió el clásico regional 122 entre Club Deportes La Serena y Coquimbo Unido, encuentro que terminó igualado con una anotación para cada escuadra.

Producto de la Fase 2 en la capital regional, el duelo se tuvo que vivir sin público en las tribunas del estadio La Portada, aunque de todas formas los hinchas de cada club se acercaron a las afueras del recinto para dar el último aliento hacia los jugadores, o al menos eso parecía.

Lo que era la previa de una verdadera fiesta del fútbol nacional, rápidamente se transformó en una trifulca entre barristas, iniciada por la barra aurinegra. Vidrios rotos, vehículos rayados fueron algunos de los lamentables saldos que dejó la previa del encuentro deportivo.

Ese mismo día, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, declaró que solicitará que Coquimbo Unido no juegue más en La Portada, como una última y extrema medida para evitar desmanes en las inmediaciones del recinto.

Esta idea la mantiene hasta el día de hoy, a pesar de que esto pueda significar un problema adicional para el equipo de su ciudad, el cual deberá buscar otro lugar para ejercer su localía ante su clásico rival.

“La verdad es que no es primera vez que pasa esto, yo no estoy hablando del club, ni de su equipo y directivos, estoy hablando de las barras bravas, que ni siquiera son barras deportivas, porque esta gente viene armada con cuchillos y pistolas adaptadas, entonces vienen a hacer desmanes, a quebrar vidrios de vehículos, a asaltar gente y acuchillar personas. Si cada vez que haya un partido clásico entre La Serena y Coquimbo va pasar esto, yo simplemente prefiero que no vengan a jugar a La Serena”, manifestó Jacob.

Respuesta a detractores

Esta determinación ha provocado opiniones contrarias de diferentes sectores, algunas de ellas por parte de los concejales de Coquimbo. “Esa no es la solución, porque lo que se debe castigar y erradicar es la violencia, que en este caso ni siquiera fue en el estadio, porque se jugaba sin público”, señaló el edil coquimbano Mario Burlé a Diario El Día, en su edición de 1 de marzo.

Ante estas opiniones, el alcalde serenense se mantiene firme en su posición, ya que cree que hasta el momento no se ofrecen alternativas concretas y eficientes, “muchos dicen que no, ¿pero quién hace algo? Nosotros le pedimos a las policías que interceptaran los buses en Peñuelas, pero al final los buses llegaron igual, y ocurrieron las destrucciones en el mall, el apedreamiento de vehículos, eso no puede ser”, indicó.

En este aspecto Jacob es enfático en que esta medida es la única que le va quedando dentro de sus atribuciones, ya que se podrían tomar otras medidas, pero que caen en manos de otras autoridades.

“La seguridad no le corresponde a los municipios porque no somos policías, eso debe quedar absolutamente claro. Las policías dependen del delegado presidencial, entonces yo podría ponerme a conversar con el alcalde de Coquimbo y ponernos de acuerdo, pero ¿acaso vamos a controlar con los inspectores municipales? Nosotros no podemos cortar las calles ni detener los vehículos que vienen a la ciudad. Todos los concejales de Coquimbo condenaron lo que pasó en La Serena, pero a la vez dicen que mi medida no es la forma, pero ¿cómo erradicas de raíz esto? Simplemente que se vayan a jugar a otro lugar”, señaló.

Nueva posibilidad

Para finalizar, el alcalde Roberto Jacob manifiesta que efectivamente pueden existir otras alternativas que permitan que el clásico entre Deportes La Serena y Coquimbo Unido se siga jugando en el estadio La Portada.

Pero, nuevamente, enfatiza en que estas deben ser eficientes por parte de la autoridad competente. “Sí pueden haber otras medidas, pero siempre y cuando esas medidas den la garantía suficiente de que no va pasar nada, de otra manera no hay solución y seguiremos teniendo heridos y residencias apedreadas”, indicó la máxima autoridad comunal.

“Acá paramos esto de manera definitiva o se hacen compromisos reales de que se va resguardar la seguridad de las personas, sobre todo de los adultos mayores que viven alrededor del estadio, esa gente se encierra con susto y miedo, eso no puede ser, no puede ser que un espectáculo deportivo se convierta en vandalismo generalizado en ese sector, en donde todos residentes sufren las consecuencias”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X