Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro Ubilla
Si bien no hubo grandes fiestas masivas como las pre pandemia, la celebración se trasladó a los barrios, donde se pudo observar gran afluencia de público. Locatarios sacan cuentas alegres.

Un 18 de septiembre diferente vivió este año la Región de Coquimbo, y es que, si bien, hubo ausencia de grandes fiestas masivas, como La Pampilla de Coquimbo, San Isidro o la Quebrada del Jardín, las que fueron suspendidas por segundo año consecutivo a causa de la emergencia sanitaria del Covid 19, se realizaron ferias costumbristas y pampillas barriales, donde vecinos y visitantes tuvieron la oportunidad de vivir el 18, con comida típica y shows en vivo, a una escala mucho menor y por lo tanto con menos riesgo de contagio.

En la comuna de Coquimbo, las “Pampillas Barriales” se realizaron en Tierras Blancas, (15 y 16) Guanaqueros (17 a 19), Sindempart (17 y 18) y San Juan (17 y 18), donde locatarios que habitualmente se instalaban en la “fiesta más grande de Chile” tuvieron la oportunidad de vender sus productos a los vecinos de esos sectores, paleando la falta de ingresos por concepto de ventas en estas festividades.

Maggi Castillo, una de las locatarias que habitualmente se colocaba en La Pampilla, indicó que le había afectado económicamente la cancelación de esta fiesta el año 2020 y que ahora pudo tener una buena oportunidad de venta en el mirador de San Juan. “La oportunidad que nos han dado es excelente, la nueva administración está haciendo un buen trabajo, eso se necesita acá y más actividades, ayer agradecimos al alcalde por la oportunidad que nos dio y necesitamos que se siga generando este espacio ya que el 17 fue súper entretenido y hoy (18) igual, llegó mucha gente así que muy bien. A nosotros nos perjudicaba mucho que este año no tuviéramos Pampilla y acá en este espacio nos fue bien, así que estamos contentos, acá no hay tierra, tenemos shows cerquita, por lo que me parece muy bueno”.

Patricia Vilches, quien se dedica a la artesanía en cuero, también agradeció la oportunidad,  “me ha ido bien, gracias a Dios”, indicó manifestando que si bien “es perdida para uno como emprendedores que no se realizara la Pampilla grande, nosotros estábamos proyectados de vender, pero por el asunto de la pandemia no podemos hacer nada, sino que darle gracias a Dios por la  oportunidad que tenemos y estar ahora trabajando acá”.

Jennifer Rojas, de El Rincón de Eloísa, que vende comida y presidenta del sindicato Nueva Costanera, también sacó cuentas alegres, “nos ha ido súper”, indicó, agradeciendo la oportunidad de trabajar “espero que no sea la primera ni la última, porque la gente está muy contenta con lo que se está haciendo. Traer ánimo música, comida, donde la gente pueda salir a dar una vuelta, hacer su compra, años antes habíamos trabajado en La Pampilla, por tradición estábamos acostumbrados y por el tema del virus de la distancia se cambió a estas actividades. Es muy lindo lo que hicieron”.

Constanza Castro, de la pampilla de Sindempart también destacó las actividades barriales “Al menos acá ayudo que está la plaza, entonces andaban varias familias, niños, mucha gente con perritos, así que estuvo bien bueno, en el escenario hubo shows artísticos, cantantes regionales, y harta gente. Vinieron bailarines de cueca y esto además nos ayuda a las pymes que estamos emprendiendo, nos sirve para mostrar nuestros productos, para que nos sigan en las redes sociales, así que súper bien”.



Comida típica en el parque Pedro de Valdivia 



En el parque Pedro de Valdivia de La Serena se desarrolla, hasta el 21 de septiembre, una feria costumbrista donde participan pueblos originarios, quienes ofrecen lo mejor de la gastronomía típica, como empanadas, asado de cabrito, sopaipillas mapuche, entre otras.

Para entrar se requiere del Pase de Movilidad el que es solicitado en la entrada del parque.

Emiliano González, mapuche proveniente de Lonquimay indicó que “nos ha ido súper bien, en realidad ha superado nuestras expectativas, el público ha acompañado durante estos dos días, yo creo que estaban ansiosos de salir a compartir con la familia y en realidad lo estamos esperando con nuestras cosas ricas en el parque”. 

González ofrece comida mapuche, “asado de chivo de Lonquimay, tenemos sopaipillas mapuche, merkén, harina tostada, ají, queso sureño choripanes”, indicó, añadiendo que “yo creo que nos va a ir bien y hacemos un llamado al público a que pueda asistir y pueda disfrutar de una linda jornada acá en el parque”.

Cecilia Chávez, proveniente del sector de Chacay, también indicó que le ha ido bien con la venta de cazuela y menús con cerdo y cabrito.  “La  gente se va súper contenta con lo que cocino, ha venido mucho público, las mesas están llenas”, sostuvo.

Almacenes de barrio

Quienes también esperan un repunte de sus ventas durante el fin de semana son los almacenes de barrio, atendidos por sus propios dueños y autorizados para funcionar durante los feriados irrenunciables. Virginia Guerrero, de almacén Vicky indicó que si bien en estas Fiestas Patrias “nos ha ido regular porque otros años anteriores ha sido muy bueno”, espera remontar durante estos días, mientras Patricio Basaure, del minimarket Basaure sostuvo que “como se esperaba ha habido un poco más de afluencia de público, la gente que no se pudo surtir en los supermercados, ya sea por falta de tiempo o por aglomeración de gente lo está haciendo en los locales pequeños de los microempresarios y eso me parece bien desde todo punto de vista porque mejora la economía local”, añadiendo que “tenemos buena expectativa hasta mañana y creo que vamos a descansar el día 20 porque hay que darle un descanso a la familia también”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X