Crédito fotografía: 
@irmamaktub
"Perejil", es un perro comunitario que se perdió durante la semana pasada en Copiapó. Una de las vecinas que cuidada al can inicio su búsqueda dando con su paradero en la capital regional.

Viral se volvió el recorrido de Perejil, un perro comunitario de Copiapó que se perdió la semana pasada y que apareció en La Serena, un recorrido de más de 300 kilómetros que tarda sobre tres horas en completarse.

Todo partió el miércoles en la noche cuando se le perdió el rastro.

“Siempre está acá en una cuadra del centro de Copiapó con su amigo Chocolate”, dijo a BioBioChile María José Cabezas, una de las vecinas que lideró su búsqueda.

En el contacto, Cabezas indicó que al ver que el can de 10 años no regresaba como era costumbre comenzaron a publicar en redes sociales.

Y resultó. A los días después una usuaria de Twitter le compartió una fotografía del perro y le precisó que se trataba de un registro tomado en La Serena.

“Eso fue el domingo en la mañana. En esta cuadra hay muchos hoteles y residenciales. Creemos que se subió a un bus de transporte de personal, porque no se acerca al área del terminal”, comentó Cabezas.

“Esperamos que sea porque el chofer no lo vio, y no de mala onda. El perro se fue hasta La Serena, donde lo bajaron en el terminal y donde la niña le tomó la foto”, añadió.

“Supimos que llevaba días perdido en La Serena y empezamos a llamar gente, a movernos por todos lados y una niña dio con las publicaciones que lo estábamos buscando”, complementó.

“Yo iba a viajar a buscarlo. Por mucho que sea callejero lleva más de un año en la cuadra y lo queremos mucho”, señaló Cabezas.

Pero eso no fue necesario, ya que un amigo de ella estaba en La Serena y llevó de vuelta a Perejil en el asiento trasero de su vehículo personal.

“El domingo en la noche lo encontramos y en la noche ya estaba de vuelta. Está feliz acá”, recordó.

Aunque redes y portales han publicado que Perejil fue encontrado comiendo pizza, Cabezas rectificó el dato y detalló que alguien que lo encontró en la región de Coquimbo lo fotografió comiendo pastel de choclo.

“Es un final feliz”, valoró Cabezas, quien agradeció a todas las personas que publicaron y difundieron el caso y ayudaron a dar con el paradero del can.

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X