Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Precisan que las juntas de vecinos serán fundamentales para la entrega a niños y niñas en los distintos barrios, pero adelantan que las actividades serán con poco aforo.

A pesar que la pandemia es un tema latente y de preocupación, los municipios de la zona se preparan para la compra y reparto de juguetes para niños y niñas de la zona, precisando que más que nunca necesitan de atención.

En la mayoría de las municipalidades se encuentran en proceso de licitación y algunos negociando compra directa, pero todos convencidos de que a ningún menor debería faltarle un regalo en Navidad.

Coinciden en que este año existen mejores condiciones para poder llegar con presentes a las unidades vecinales, para que estas las repartan entre los niños con actividades y fiestas de poco aforo, pero sí con la presencia del “viejito pascuero”, a diferencia de lo que ocurrió en 2020, cuando se hizo bajo extremas medidas sanitarias.

En todo caso, los ediles reconocen que el trabajo que realizan las juntas de vecinos es fundamental, porque son quienes preparan los listados con los menores de su sector, hacen llegar las nóminas al municipio y éste les asigna los juguetes, que son retirados oportunamente.

 

En Coquimbo

En la comuna de Coquimbo, hace algunos días el alcalde Alí Manouchehri, anticipó que recursos que se gastaban en fuegos artificiales, que fueron suspendidos, se destinarán a la adquisición de juguetes.

Ayer, el edil explicó que destinó un presupuesto de 85 millones de pesos. “Lo que claramente hicimos fue priorizar un gasto por sobre otro, pues teníamos destinado una inversión para los fuegos artificiales, que claramente no hicimos, por el perjuicio que genera a niños y niñas con trastorno del espectro autista”, dijo, a lo que se sumaron los reclamos de organizaciones en defensa de los animales.

Sobre la forma de entrega, esta se canalizará a través de las organizaciones sociales. “Fueron recibidas hasta el 15 de octubre, a través de los gestores territoriales, las solicitudes de las juntas de vecinos vigentes y los comités pro adelanto, delimitando como beneficiarios a niños y niñas de 0 a 10 años”, precisó el jefe comunal.

En esa misma línea, Manouchehri aclaró que “las personas que no estén inscritas en sus juntas de vecinos o que no se encuentren vigentes, pueden inscribirse hasta el 15 de noviembre. Lo pueden hacer en la organización funcional o de manera presencial”.

La mencionada inscripción presencial se realiza en la Dirección de Desarrollo Comunitario, en avenida Alessandri N° 42 sector Covico, de lunes a jueves de 08:30 a 14:00 horas y de 15:00 a 17:30 horas; y los viernes de 08:30 a 14:00 horas y de 15:00 a 16:30 horas.

 

Comuna de Ovalle

Otro de los municipios que también se prepara para la entrega de juguetes es Ovalle, donde la encargada del Departamento de Desarrollo Comunitario, Hortensia Flores, precisa que el proceso “se realizará de forma personalizada, a través de los dirigentes de las juntas de vecinos de las poblaciones y las localidades rurales. Determinaremos 3 ó 4 jornadas para efectuar la entrega en la zona urbana y rural, por lo que estimamos que durante la segunda semana de diciembre tendremos todos los juguetes entregados, los cuales bordean los 17 mil durante este año”.

En este caso, también resultan fundamentales las unidades vecinales, cuyos dirigentes o dirigentas se encargan de confeccionar listados con quienes son los beneficiados.

 

La capital regional

En La Serena, el alcalde, Roberto Jacob anticipa que se repartirán más de 30 mil juguetes, pero que aún se encuentran en el proceso de licitación, ya que el primer llamado se declaró desierto. De no prosperar el segundo, se hará compra directa.

“Lo vamos a hacer como siempre, los juguetes se van a repartir en las juntas de vecinos. Ellos mandan las listas y ellos reparten. Está todo organizado”, señala el edil.

Si bien el año pasado también se les entregó a las unidades vecinales, no se permitieron fiestas ni aglomeraciones, pero para este año, que hay más garantías, Roberto Jacob, indica que “si estamos en la misma situación que ahora, creo que habrá algunas pequeñas fiestas, aunque lo esencial es que tengan un viejito pascuero que entregue los juguetes”.

El resto de los municipios de la región también se preparan y en términos generales se apoyan en las juntas de vecinos y las organizaciones sociales, las que facilitan el trabajo y permiten una entrega más rápida y expedita.

Lo que está claro, es que las fiestas con grandes aglomeraciones como se hacía antes de la pandemia, están descartadas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X