Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Tras una misa en la Iglesia de Lourdes de La Serena, los restos de Edgardo González pasaron por el hospital San Juan De Dios y por las dependencias del Servicio de Salud, donde lo despidieron con globos blancos.

Con una misa en la Iglesia de Lourdes de La Serena, que ofició el sacerdote Carlos Valenzuela, donde destacaron tres emotivas intervenciones de funcionarios y familiares, fueron despedidos y posteriormente sepultados en el Cementerio La Foresta, los restos del exdirector del Servicio de Salud Coquimbo, Edgardo González Miranda.

El profesional falleció repentinamente el jueves por un paro cardiaco y su partida dejó un profundo dolor no solo en sus familiares, sino que también en los funcionarios del Servicio de Salud y en el Hospital San Juan de Dios de La Serena, donde prestó servicios profesionales.

Durante la misa, el sacerdote Carlos Valenzuela destacó las cualidades profesionales y como persona de Edgardo González, indicando que tenía altos niveles éticos y era muy respetuoso, conviviendo por 30 años en el servicio público, donde empezó por vocación. “Podría haber ganado mucho más dinero en la actividad privada, era un hombre vocacional que se metió en el servicio público como servidor. Por eso, siento una gran admiración por él”.

Un momento muy emotivo se vivió tras la lectura de una carta escrita por una de sus sobrinas, en la que dejó plasmada la relación de cariño y familiar que cultivó en su vida más íntima.

Leer también: Destacan el legado de Edgardo González y sus 30 años dedicados a la salud de la región



En parte del texto la misiva lo cataloga como un hombre ejemplar y muy buen amigo. “El destino trae consigo giros inesperados que nos sorprenden y tu partida es un impacto que nos afectó y conmocionó a todos. Fuiste un hombre que llegó a mucha gente, fuiste un gran padre, tío, hijo, nieto y hermano, una persona ejemplar y un muy buen amigo. Tu presencia, tu empatía y capacidad de liderazgo ha motivado a todos quienes se encuentran presentes. Tuviste un impacto positivo en todos los que nos encontramos acá, pues tenías esa capacidad de influenciar y motivar a quienes te rodeaban. Hablo en nombre de todos en la familia cuando digo que tu pérdida no fue en vano y a pesar de encontrarnos con el corazón herido por no tenerte más a nuestro lado, nuestro amor sigue y seguirá vivo, y tu presencia entre nosotros será eterna, ya que la esencia que dejaste en nuestra familia no se perderá nunca”.

A nombre de los funcionarios de la salud habló el doctor Álvaro Castillo, médico especialista de la Unidad de Paciente Crítico del Hospital de La Serena, quien resaltó el respeto que siempre profesó hacia los funcionarios, haciéndolos sentir como el eje central del funcionamiento de la institución y sacar lo mejor de cada uno.

“Todos los técnicos, auxiliares, profesionales, ingenieros, administrativos, estamos de alguna manera representados aquí, reunidos para darle un adiós. Esperamos que su energía, de alguna manera, se transforme y nos inunde, se haga parte de nosotros, para así recordarlo siempre. Estamos aquí para decirle un adiós cariñoso y que, sin duda, lo echaremos muchos de menos”, dijo Álvaro Castillo.

También, la directora (s) del Servicio de Salud Coquimbo, Celia Moreno, ofreció una despedida, indicando que han sido días complejos y que nunca se está preparado para enfrentar la partida de un ser querido, de un amigo o de un compañero de trabajo. “Fue un hombre probo y un servidor público que amó la salud hasta el último minuto de su vida. Que luchó con todas sus fuerzas por darle una salud más digna, segura y de calidad a los habitantes de la Región de Coquimbo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X