Crédito fotografía: 
Oscar Rosales
El académico Enzo Acuña indica que es un suceso bastante normal en estos tipos de mamíferos acuático.

El Dr. Enzo Acuña, académico de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN,  explicó a El Día las posibles causas que generan las varazones de estos cetáceos en las costas de nuestro país.

Leer también: El dramático final de ballena que se ganó el corazón de los tongoyinos

Para el  oceanógrafo   el varamiento de los cetáceos es un suceso bastante  normal, y miles de estos mamíferos acuáticos mueren cada año alrededor del mundo.

No se conoce exactamente cuál es la causa de estos fatídicos encallamientos. Puede que un individuo esté enfermo,  herido o viejo  y no tenga fuerza para nadar a contracorriente, siendo arrastrado hacia la costa. En otros casos,  es la desorientación cuya  culpa es directa o indirectamente de los humanos.

Enzo  Acuña señala que  sobre este caso en especifico ocurrido en Tongoy desconoce la verdadera causa, pero  que existen problemas propios como una enfermedad que  afecte  su orientación o su uso del sonido o que  también exista mucho ruido  en el mar o que existan ejercicios navales.

“Alteraciones en su radar  o sonar que a veces son afectados por algunos parasitos. Se dice radar , pero ellos usan el sonido  que les permite orientarse y decidir su camino y detectar las presas”.

El científico  explica que estas especies no son residentes en el país  sino que más bien migran en nuestras costas.

“Lo más común es que sean de zonas tropicales que migran a nuestra costa , que van alimentarse a la Antártida  y luego retornan a las zonas más tropicales donde tienen su reproducción y parición”.

Acuña dice no recordar la varazón de un  ejemplar de rorcual común (Balaenoptera physalus), también llamado ballena de aleta , en la zona.

“Uno habla de ballena por todas , pero existen dos familias, una que es la ballena verdadera o franca que son las que tienen una mayor capacidad bucal  y capturan  su alimento en la superficie. Los otros son los rorcuales que son mas pequeños y su boca  más pequeña y sus barbas igual”.

El académico de la UCN  señala  que  el máximo del tamaño que alcanza estos espécimen son 27 metros y que la encontrada en Tongoy por sus 10 metros sería un  juvenil.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X