Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La autoridad de Gobierno afirmó que hasta ahora no se ha reunido con Krist Naranjo para tratar los proyectos para la región y aseveró que existe la voluntad de realizar un trabajo en conjunto, por lo que está a la espera de una respuesta de la nueva jefa regional.

A dos meses de haber asumido como delegado presidencial, Pablo Herman realizó un repaso de las principales diferencias sobre sus actuales funciones y las que realizaba como intendente de la Región de Coquimbo.

Herman afirma que los temas importantes siguen siendo los mismos, como la sequía, seguridad y salud. Además, reconoce que con la actual gobernadora regional, Krist Naranjo, prácticamente no se ha efectuado ninguna coordinación de trabajo.

-¿Cuál es el balance de estos primeros meses en su nuevo cargo? ¿Muchas diferencias con su rol de intendente?

“La verdad que han sido meses en que hemos trabajado de la mano con el gabinete, para poder avanzar en la ejecución presupuestaria de cada servicio y ministerio. Por otra parte, para poder apoyar a la comunidad en distintas materias de acercamiento con los seremis y policías. También, reuniones con comunidades para concretar temas de seguridad como la instalación de cámaras para los barrios. En general, ha sido casi igual e incluso con más trabajo que el que realizaba como intendente”.

-¿Cómo ha trabajado con la gobernadora regional, Krist Naranjo, se han reunido en este tiempo?

“Siendo sincero, aún no hemos logrado juntarnos con la gobernadora para trabajar por los proyectos importantes que están solicitando los alcaldes y la comunidad. Naranjo comenta que está ‘ordenando la casa’, por lo que nosotros esperaremos a que ella termine este proceso, para que me pueda recibir y trabajar en estas materias. A su vez, he tenido un buen trabajo con los consejeros regionales y con los alcaldes para levantar y seguir las iniciativas, porque entregamos el Gobierno Regional con el tercer mejor avance presupuestario a nivel país. Muchas comunidades se me han acercado para ver cómo van los avances de los proyectos y nosotros los estamos apoyando, aunque uno ya no esté a cargo del Gobierno Regional”.

-¿La gobernadora se ha demorado mucho en “ordenar la casa”?

“Quiero ser bien claro, yo le entregué la casa bastante ordenada. Cada autoridad cuando llega quiere hacer ese orden, pero también es importante la coordinación entre las autoridades para el bien de la comunidad, los proyectos son para los vecinos. Hoy el problema está en que no están recibiendo los proyectos y esto está generando complicaciones”.

-Cuando usted asumió fue más fácil, al venir de un mismo gobierno…

“Asumí en una situación bastante compleja, como fue tras el caso del “Papaya Gate”, en la cual hubo 16 mil millones de pesos que no estaban, teníamos a la PDI y la Contraloría investigando, con los que hicimos un trabajo en conjunto. Pese a todo esto, tratamos de darle continuidad a los proyectos para entregarle los beneficios a la gente. Es más importante dedicarse a ellos que solucionar problemas internos. En este contexto, se debe recordar que le pedí a los jefes de División que renunciaran para que la nueva autoridad llegara con su gente”.

-Pero es normal que después de una situación como el “Papaya Gate”, Krist Naranjo quiera tomar todas las precauciones necesarias...

“Sí, creo que cada autoridad cuando llega puede revisar cada cosa, en ese sentido tendrá que tomarse el tiempo que estime. Pero acá lo importante es darle tiraje a la chimenea de proyectos. En esa materia, el trabajo que realicé en mi administración fue en completa transparencia, lo que llevó a que me nombraran como delegado presidencial. Cuando uno llega lo hace con cierta desconfianza, pero rápidamente tiene que ver que uno trabaja para la ciudadanía. En ese sentido, me tocó entregar un Gobierno Regional ordenado y con todos los proyectos que los alcaldes y las comunidades solicitaron. Existía una coordinación importante con los cores. Reitero que la casa está ordenada y cada autoridad tiene su forma de ser, lo importante es trabajar colaborativamente y eso es lo que espero hace dos meses”.

-¿Pero en este tiempo ninguno de los dos se acercó a conversar?

“Yo sí, tengo los correos en que le solicito reuniones a la gobernadora para poder coordinar en materia de proyectos, que es lo que me interesa porque con esto se genera la reactivación económica y se da solución a los vecinos. Cada uno tendrá sus tiempos y esperaré a que termine de ordenar la casa, si es que quiere trabajar conmigo o simplemente quiere tomar el rumbo que ella quiera decidir”.

-Pero es vital que trabajen en conjunto en beneficio de la región…

“La voluntad de trabajar en conjunto la tenemos, pero este trabajo tiene que ser concreto y no de la boca para afuera. Con hechos y acciones concretas en coordinaciones con los servicios y en ese sentido la voluntad está. Nosotros seguimos el trabajo con los ministerios, tenemos algunos problemas como lo que pasa con el hospital de Coquimbo, necesitamos que el Gobierno Regional le entregue los terrenos a Bienes Nacionales, han pasado dos meses y no sabemos qué pasa con la servidumbre minera de este terreno”.

-¿Cómo toma que tras un año no exista nada concreto contra los responsables del “Papaya Gate”?

“Es un tema que lo está llevando la justicia y Contraloría, entiendo que el ente contralor ha generado ciertos actos administrativos. En mi caso, he colaborado en todo lo que han requerido y vamos a seguir colaborando en todo lo que nos pidan. Contraloría y Fiscalía tienen sus propios tiempos para poder realizar la investigación y después generar las formalizaciones correspondientes. Lo que creo es que se tiene que llegar a la verdad y descubrir si existen personas involucradas. En ese sentido, siempre vamos a colaborar con la investigación”.

¿Ya están los sumarios internos por este caso?

“Se han generado ciertos actos administrativos internos a profesionales del Gobierno Regional o exfuncionarios. Hoy están en procesos de respuestas y esperamos que Contraloría entregue algunos resultados”.

- Una de las principales iniciativas del plan sequía son las desaladoras. ¿Existen plazos para concretarlas?

“Hace un mes viajamos a Santiago con un plan de proyectos con iniciativas concretas a corto plazo. En cuanto a las desaladoras, son cuatro los proyectos que están avanzando. El primero es el de INCO de Minera Los Pelambres, por otra parte, están las que está manejando Concesiones del MOP en las tres provincias, el próximo año ya van a estar claros los recursos para pasar al proceso de factibilidad de la planta de Limarí, lo que permitirá manejar los costos. Por último, la Superintendencia de Servicios Sanitarios le pidió a Aguas del Valle que haga una desaladora de aquí al 2025, para que pueda entregar agua y apoyar la entrega del recurso en la conurbación y en Ovalle”.

-¿Qué pasa con las Seremis de Bienes Nacionales y de Medio Ambiente que se encuentran vacantes?

“Esta semana estaríamos definiendo las autoridades de estas seremías. Siempre en estos procesos existen tiras y aflojes de los partidos y de las autoridades, pero está semana deberían estar definidos los nombres”.

-En el tema de la denominación de humedal urbano en el río Elqui, ¿se debió actuar antes?

“Así como Coquimbo tiene declarados los humedales de Tongoy, Salinas y El Culebrón, acá se estuvo tirando la pelota de un lado para el otro. Se debió haber actuado antes con la declaratoria y de esta manera proteger el lugar. En eso, el municipio serenense falló y es por eso que la Seremi de Medio Ambiente tomó la batuta para coordinar mesas de trabajos con grupos de ambientalistas, científicos y la Cámara Chilena de la Construcción”.

-¿Por qué se aprobó el retorno del público a La Portada, pese a estar el hospital modular?

“Ciertamente el gobierno ha priorizado la salud de las personas, el hospital modular nos ha apoyado de gran manera y más ahora que estamos volviendo a las operaciones de distintas patologías. En ese sentido es muy importante para los pre y post operatorios, por eso era la dificultad de ingresar el público al estadio de La Serena. El compromiso que llegamos con el club fue reducir el aforo y poner todo el público en el sector Oriente o Andes, para que estén lo más alejados del hospital modular. Deben tener conciencia con las personas hospitalizadas y no llevar bombas de ruido, bombos y fuegos artificiales. El partido contra O’Higgins será un partido de prueba y con el correr del tiempo se aumentará el aforo. Si los compromisos no se cumplen, no permitiremos el ingreso de las personas, pero la hinchada esta consciente de esto”.

-¿El hospital modular podría seguir hasta el año 2022?

“El hospital modular tenía fecha hasta septiembre y nosotros estamos gestionando para dejarlo hasta final de año. Esto porque tenemos que recuperar la lista de espera de las patologías que han tenido que postergar sus operaciones por el coronavirus. En el 2022 podría estar en funcionamiento el CDT y por ende habría que evaluar si existe la cantidad necesaria de profesionales para cubrir el hospital modular”.

-¿Cómo van a enfrentar la masiva llegada de turistas a la zona en septiembre?¿ No existe temor a un rebrote?

“Con las vacaciones de invierno se especulaba que podría existir un rebrote del virus en agosto, pero el plan de vacunación y la vacuna de refuerzo permitieron que este rebrote se atrase o definitivamente no ha llegado. Hemos solicitado al municipio que se hagan pampillas barriales con el objetivo de no hacer grandes aglomeraciones. En ese sentido tenemos fiscalizaciones con el servicio, seremia salud y carabineros. Nosotros estaremos con drones realizando fiscalizaciones en los sectores de las grandes pampillas y les pediremos a las personas que se retiren de estos espacios”.

-¿Cuál será su futuro una vez terminado el gobierno de Piñera?

“Yo no soy candidato a nada. Por lo menos hoy no tengo nada relacionado con la continuidad política”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X