Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional, señala que la situación del balneario es resultado del terremoto de 2015, ya que es donde finaliza la zona de ruptura por el norte. Por otro lado, en La Higuera existe un núcleo de actividad sísmica importante, pero no se ha determinado claramente su origen.

Siempre que se genera un sismo en la región, los habitantes de la zona se preguntan si el epicentro fue en Tongoy o La Higuera. Esto, porque en el último tiempo, la mayoría de los movimientos telúricos han tenido epicentro en estos lugares.

El temblor de la madrugada del jueves en primera instancia fue ubicado en la localidad de Tongoy, aunque luego fue rectificado unos kilómetros más hacia el este. En redes sociales, se preguntaban por qué estas dos zonas son siempre las “afectadas”.

Esta situación ha comenzado a inquietar, sobre todo a los habitantes de ambas localidades, pero expertos afirman que el registro de estos reiterativos sismos no significa que se vaya a producir un movimiento de grandes magnitudes en estos lugares.

Así lo explica el director del Centro Sismológico Nacional, Sergio Barrientos, quien reconoce que en La Higuera ha existido un núcleo que ha tenido una actividad sísmica importante en los últimos años.

“Desde que tenemos un sistema de registro para monitorear en todo el país, en La Higuera se han detectado muchos eventos sísmicos. Es probable que exista una condición especial topográfica, como algún monte submarino que está en esa zona ejerciendo algún tipo de presión adicional. Eso es un ejemplo, no significa que esté comprobado y sea así, y que puede haber condiciones de temperaturas distintas o cantidad de agua distintas”, aclara.

El caso de Tongoy es distinto, afirma el profesional, ya que la recurrente actividad sísmica es resultado del terremoto del 2015, considerando que es, precisamente, el lugar donde finaliza la zona de ruptura por el norte.

Sin embargo, Barrientos reitera que, contrario a lo que se tiende a pensar, estas situaciones no son el anuncio de nada en particular.

En ese sentido, el doctor en Ciencias de la Tierra de la Universidad de California indica que un terremoto puede ocurrir en cualquier parte de Chile y no necesariamente en estos dos puntos de la región.

“Si tienen alguna relación con un posible terremoto futuro, de alguna manera tenemos que esperar para averiguarlo. No tenemos las herramientas para poder predecir terremotos y saber cuándo o dónde va a ocurrir el sismo de mayor magnitud”, indica.

Barrientos explica que existen varios puntos del país que tienen esta sismicidad recurrente y que los habitantes del territorio nacional siempre deben estar preparados para este tipo de eventos.

Por lo mismo, existen una serie de protocolos que se han ido activando en los diferentes organismos de manera de preparar a la población ante un eventual sismo.

 

Preparación

Desde la Onemi sostienen que existe un trabajo constante, porque el objetivo es informar a la comunidad en general sobre los lugares donde ellos habitan, transitan o trabajan, de los riesgos a los que están expuestos y sobre todo las recomendaciones de qué hacer cuando la naturaleza los ponga aprueba.

“Esto es tanto en las comunas costeras como en las interiores. De forma adicional, como Onemi hemos desarrollado una serie de programas de cara a la ciudadanía, como “Chile Preparado”, que es un conjunto de simulacros que se realizan de forma anual para llegar a las zonas de evacuación; el programa “Familia Preparada”, donde ellos realizan un plan de preparación ante una situación de emergencias; y además, el Plan de Seguridad Escolar, que se trabaja con las comunidades para una correcta evacuación y medidas ante una emergencia”, indicó el director (S) de la Onemi Regional, Raúl Garrido

 

Concienciación del tsunami

Garrido cuenta que precisamente hoy, viernes 5 de noviembre, se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre los tsunamis, que permite educar a la población sobre estos temas y reducir el riesgo de un desastre a causa de esta variable de riesgo.

En este contexto, señala que, por lo mismo, Chile ha avanzado de forma considerable en su capacidad de alerta y respuesta frente a tsunamis durante la última década.

“Hoy nuestro país cuenta con el Sistema Nacional de Alerta de Maremotos, que son básicamente los procesos de activación, comunicación y coordinación establecidos en un protocolo que se actualiza constantemente”, sostiene Garrido, agregando que también se ha fortalecido la red sismológica nacional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X