Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pese a que en el país vecino aseguran que lo más probable es que el paso fronterizo esté habilitado en el mes de noviembre, las autoridades locales afirman que se debe analizar la situación por parte de ambas cancillerías, considerando factores como el escenario de la pandemia. Por ahora se encuentran trabajando en mejoras en la ruta en ambos lados de la cordillera.

 

El sector turístico ve con buenos ojos la apertura de las fronteras del país para la llegada de visitantes desde el extranjero, esto luego de las últimas autorizaciones emanadas desde el gobierno central.

En este contexto es que en la Región de Coquimbo esperan que se pueda retomar la llegada de los cientos de turistas trasandinos, provenientes de la provincia de San Juan, que desean veranear en las costas de nuestra zona. Para eso afirman que es necesario que se concrete otro factor importante, como es la apertura del paso fronterizo Agua Negra.

Cabe recordar que este cruce se encuentra cerrado desde la temporada 2019-2020 e incluso ese verano fue muy atípico, porque la cifra de visitantes trasandinos que cruzaron a nuestro país por dicho lugar fue menor a lo que históricamente se ha registrado. El temor generado por el estallido social que se estaba viviendo en nuestro país y el impuesto del 30% que debían pagar los argentinos que quisieran hacer uso de sus tarjetas bancarias en el extranjero desincentivó su llegada a la zona.

 

¿Apertura en noviembre?

No solo el rubro turístico de la región anhela esta apertura, las familias trasandinas también esperan poder salir del encierro y disfrutar de unas vacaciones en nuestras costas.

Es por esto que allende la cordillera, la ministra de Gobierno, Fabiola Aubone explicó a medios de la provincia de San Juan, que tienen previsto para el mes de noviembre la apertura del paso hacia la región de Coquimbo. “Estamos trabajando con el protocolo para hacer la reapertura en noviembre, dependiendo mucho del clima y el estado del camino”, informó.

La funcionaria sanjuanina detalló que “se está trabajando en el protocolo sanitario que tiene que ver con los turistas que van a cruzar y lo que van a encontrar de un lado y del otro”.

Aubone aseveró que el objetivo final de estas negociaciones entre ambos países es que el paso sea un corredor seguro.

 

Cautela en autoridades

En este lado de la cordillera las autoridades son más cautas y no se aventuran a entregar una posible fecha de apertura de Agua Negra.

Así lo explica el delegado presidencial regional, Ignacio Pinto, quien sostiene que la fecha de apertura del paso de Agua Negra se va a definir en base a lo que acuerden las cancillerías de Argentina y nuestro país.

A su juicio, una vez establecido ese diálogo, que debe considerar una serie de factores, como el escenario actual de la pandemia, se estará en condiciones de empezar a evaluar el momento que se abra este paso que es muy importante para Coquimbo y la provincia de San Juan, por todo lo que significa en término de los beneficios turísticos, sociales y la integración que se viene promocionando desde hace años.

“Hasta entonces, estamos realizando diversas mantenciones, tanto del camino a través de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, para que pueda tener despejada la ruta, y también al complejo fronterizo al que le hemos realizado una serie de mejoras en sus dependencias para recibir a los visitantes y hacer más expedito y cómodo el ingreso y salida de turistas”, manifestó la autoridad regional.

 

Estado de la ruta

Las condiciones del camino siempre han sido una preocupación tanto en el lado argentino como en menor medida en el lado chileno, debido a rodados por la cantidad de nieve que cae en la alta cordillera, que genera una serie de riesgos para los conductores y daños en la ruta.

Es por esto que los profesionales de vialidad tanto de San Juan como de Coquimbo están trabajando en la reparación de la vía, aunque este año la nieve caída no fue de grandes magnitudes.

En este contexto, el seremi de Obras Públicas, Pedro Rojas, reitera que se ha hecho un trabajo de mantención constante en esa ruta durante todo el año. “Han hecho un trabajo que permite mantener en excelentes condiciones la ruta internacional hasta el paso Agua Negra. Solo quedan los últimos 20 kilómetros, en el sector denominado ‘Llano de Las Liebres’, antes de la frontera”, indicó.

Rojas agrega que también hace un par de semanas se hicieron las reparaciones en el complejo. “Con todo esto se podría seguir con el ingreso de las maquinarias dentro de las próximas semanas, de esta manera terminar con el último tramo para que estén totalmente operativos cuando sea necesario la apertura”, agrega el seremi, quien espera que durante el mes de octubre estén estos últimos trabajos culminados.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X