Crédito fotografía: 
Cedida
Claudia Valenzuela manifestó que la decisión radicaría en su militancia en el Partido Ecologista Verde, situación que le extraña, ya que la autoridad lo sabía desde antes de llamarla a conformar su equipo. Krist Naranjo sostiene que está en “proceso de instalación, ajuste y definición”.

Gran sorpresa causó al interior del edificio de la exIntendencia de Coquimbo la salida de Claudia Valenzuela Torres, jefa de gabinete de la gobernadora regional, Krist Naranjo. Esto a menos de una semana de asumir sus funciones.

A través de redes sociales, quien ingresó hace pocos días como una de las funcionarias de confianza de la autoridad, anunció que ya no es parte del equipo, afirmando –con sorpresa- que a Naranjo no le habría gustado que fuera reconocida como “figura pública”, considerando que fue candidata a convencional constituyente por el Partido Ecologista Verde (PEV) y que tuvo, desde antes de incorporarse, intenciones de llegar a la Cámara de Diputados.

“El pasado sábado, la señora Krist Naranjo me hizo ver su disconformidad, (diciéndome) que debía mantener un ‘bajo perfil’ y sin vínculos político-partidistas con el PEV, ello para salvaguardar su imagen de ‘independiente’. Aquello incluye borrar de mis redes sociales cualquier vestigio con el PEV, incluyendo mis registros de campaña electoral, lo que me sorprendió y que no haré porque es parte de mi experiencia política”, indicó la docente.

Valenzuela Torres, profesora e investigadora, desarrolló una campaña a la Convención Constitucional con la cual alcanzó más de 7 mil votos, candidatura que impulsó con el Partido Ecologista Verde, el mismo que –cabe recordar- acogió la carrera independiente de Naranjo a la gobernación regional.

Por eso, para la profesora resulta extraño que tras los primeros días de trabajo, la máxima autoridad electa de la región tenga reparos de una situación que ya conocía cuando conformó su equipo.

“Eso es lo que más me sorprende, porque ella me conoce, anduvimos juntas en campaña y me ofreció el cargo. Sabía perfectamente quién soy, no puedo borrar mi historial político. Durante toda la vida uno se siente discriminado, porque no pertenece a un partido y no tiene acceso a cargos políticos, ahora si perteneces a un partido político resulta que también te discriminan. Esa polarización nos hace mal a todos”, aseguró la exjefa de gabinete.

 

La candidatura

Si bien reconoce que ahora, luego de su salida del Gobierno Regional, retomará y se enfocará en su campaña por un cupo en la Cámara Baja, niega que haya llegado a ser jefa de gabinete de Naranjo con fines políticos.

“Yo jamás le pedí un cupo o un cargo. Cuando ella me lo sugirió, lo pensé bastante, porque estaba dentro de la lista de los candidatos a diputados por los ecologistas. Acepté para apoyarla y tener presencia en su gestión. Nos conocíamos y la habíamos apoyado durante la campaña. Mi compromiso era estar con ella durante todo su gobierno. No hacer una campaña y si salía dejarla después, no era así”, asevera la académica.

 

Demoras

Pero no es la primera extrañeza que causa. Cabe recordar que el ascenso al cargo de Krist Naranjo estuvo precedido por un alto hermetismo en la conformación de su equipo. Pese a un par de nombres que se especulaban, no estuvo claro hasta luego del 14 de julio quienes serían parte de su equipo en el Gobierno Regional.

Ese día, la gobernadora nombró a cuatro personas de su entera confianza, entre las que estaban su ahora exjefa de gabinete, Claudia Valenzuela, junto a Alejandra Casanova en la Dirección de Planificación (Diplan); Boris Muñoz, como jefe jurídico; y la periodista Macarena Toro como su jefa de Prensa.

Valenzuela sostiene que tras ganar en la segunda vuelta frente al candidato de la UDI, Marco Antonio Sulantay, pasaron semanas sin saber de ella, hasta que recibió su llamado para ser su jefa de gabinete. Agrega además que del equipo que asumió con la gobernadora regional solo conocía a Boris Muñoz, quien tendría relación con el Partido Ecologista Verde.

“Incluso como jefa de gabinete no tuve ninguna injerencia en la elección de las personas que asumirán en los diferentes cargos. Mi rol era ser el apoyo, llevar la agenda y establecer relaciones con los distintos sectores de la ciudadanía como con instituciones”, relató la profesional.

Valenzuela confirma que ha existido una demora en conformar el equipo de Krist Naranjo y que debería haber asumido con los nombres y cargos ya definidos.

 

Ajustes de equipo

Respecto a la salida de Claudia Valenzuela, Krist Naranjo señaló a El Día que “estamos en proceso de instalación, ajuste y definición del equipo que me acompañará en este camino, en donde la confianza es fundamental, pero más aún el perfil de cargo de quienes componen mi equipo. Me propuse contar con las y los mejores y en eso estoy trabajando. Agradezco a quienes nos han colaborado en este período”.

Agregó que todavía está en definición el cargo de jefe/a de gabinete y que Lorena Sandoval, ingeniera agrónoma, asumirá en la división de Desarrollo Social y Humano.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X