Crédito fotografía: 
Referencial
Los perros tampoco deben comer caramelos o dulces. Un edulcorante llamado Xilitol, que es utilizado en caramelos sin azúcar, produce en los animales una estimulación de la secreción pancreática de insulina, lo que termina por producir hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre).

Es común que nuestros perros nos acompañen en diferentes actividades cotidianas en nuestras casas, incluso cuando comemos. Pero ojo, existen diferentes alimentos que mientras para nosotros son muy ricos e inofensivos, para ellos no son adecuados ya que su organismo no es capaz de asimilarlos.

Uno de estos alimentos es la cebolla. Pese a los nutrientes que aportan en nuestro organismo, para nuestros perros y gatos podría significar un gran peligro. “El problema que se genera es que los humanos poseemos una flora intestinal mucho más variada que nuestras mascotas. Por lo que a pesar de que los alimentos sean saludables para nosotros, no necesariamente lo son para ellos ya que esto puede causarles graves problemas digestivos como vómitos y diarrea”, señala Astrid Standen, Médico Veterinario de Royal Canin.

Asimismo si por desconocimiento o descuido nuestro perro come carne, embutidos, mayonesa, papas o frituras podría sufrir múltiples signos asociados a problemas gastrointestinales, como dolor abdominal, vómitos y diarreas que pueden ser sanguinolentas. “Como consecuencia, sufrirá decaimiento, deshidratación y anorexia. Para poder controlar estos síntomas tempranamente, es importante visitar al médico veterinario para que prescriba un tratamiento y la dieta adecuada u hospitalización en casos graves”, enfatiza Standen.

Tampoco los huesos resultan adecuados. En general nuestras mascotas y especialmente los perros, no deben consumir huesos de ningún tipo, debido a que éstos pueden provocar obstrucciones intestinales, perforaciones en paladar, en hocico, en el estómago, en recto o bien dañar las mucosas del tracto digestivo.

Otro de los alimentos tremendamente dañinos para nuestras mascotas es el cacao ya que contiene una metilxantina llamada teobromina, que es tóxica para perros – y también gatos- y en grandes cantidades les puede causar la muerte. El chocolate amargo, por ejemplo, contiene 0,5% de teobromina, por lo que un perro de 10 kilos mostraría signos de intoxicación al ingerir desde 225 gramos de esta golosina.

La teobromina pertenece a la familia de las metilxantinas y actúa como estimulante del sistema nervioso central, por lo que es la responsable de la sensación de placer que nos produce el comer chocolate. Sin embargo, las mascotas no pueden metabolizar esta sustancia. En grandes cantidades, el chocolate puede producir en perros signos de excitabilidad, vómito y diarrea. En casos graves puede haber taquicardia y convulsiones, hasta causar la muerte del animal.

En pequeñas dosis, el chocolate puede producir esofagitis por reflujo en nuestras mascotas. “Esto sucede porque disminuye el tono del esfínter gastroesofágico, permitiendo el paso de secreciones gástricas ácidas que inflamarán el esófago. Como resultado, el animal sufrirá regurgitaciones, movimientos repetidos de deglución y alteraciones del apetito” señala Standen.

Los perros tampoco deben comer caramelos o dulces. Un edulcorante llamado Xilitol, que es utilizado en caramelos sin azúcar, produce en los animales una estimulación de la secreción pancreática de insulina, lo que termina por producir hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre).

Alimentos saludables para humanos pero tóxicos para mascotas

Pero además de los alimentos mencionados, hay otros que tienen reputación de ser muy saludables para los humanos, pero en perros pueden ser fatales. Revisa algunos a continuación.

1· Uvas y pasas: causan insuficiencia renal con síntomas de vómito, diarrea y letargo.

2· Paltas: la persina que contiene afecta al estómago y a las vías respiratorias.

3· Ajo: causa anemia e insuficiencia renal.

4· Lácteos: los perros adultos no tienen la enzima que digiere la lactosa. Les causa diarrea y vómitos.

5· Cafeína: contiene xantina que ataca el sistema nervioso y puede causar la muerte.

6· Laurel: también es altamente tóxico sobretodo en gatos.

7· Papa: la papaína también es tóxica.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X